ACM nace en 1979 de una idea de Tiziano Ascari, su actual administrador y presidente, como pequeña empresa artesana. 

Desde la fundación ACM siempre ha mirado a los mercados exteriores, en particular  a Europa y América  y está abierta al mundo  y lista a satisfacer también el desafío de la globalización y de la comparación con les mercados en vías de desarrollo, volvendo a ser protagonista de un proceso de  continua innovación y expansión, destacandose en una posición de primer nivel en el sector de las máquinas para la madera,en Italia como en el mundo.

En el establecimiento de Novellara  en el tiempo se ha consolidada la ezperiencia en la producción de máquinas para el trabajo de la madera,en particular la línea  de punta de las sierras de cinta tradicionales,sin olvidar las lijadoras oscilantes, y las sierras de cinta especiales,nacidas de estudios interiores o colaboraciones y en algunos casos cubiertas de patente.

La estrategia elegida de proyectar y producir las máquinas internamente a la sede italiana,permite a la empresa de encontrar siempre una solucción a las exigencias particulares del cliente,que en la mayoría de las veces se realiza en un estudio de personalización o adaptación y en un inicio de colaboración técnica y comercial que sigue tambien despues de la venta,con un servicio de asistencia listo y preparado.

Hoy, después de treinta años, ACM puede aducir una sólida experiencia en el campo de las máquinas para trabajar la madera y una excelente reputación siempre demonstrada con la alta calidad de su producción.

Situada desde siempre en Novellara,se desarrolla hoy sobre una superficie de  3'000 m² y está en continuo crecimiento.

 

La continua atención a las exigencias de los clientes, a la evolución del mercado y la búsqueda de innovación y nuevas solucciones son algunos de los baluartes de la firma.

 

Lineas productivas eficientes y equiparadas, que preveen siempre el ensaye final, constituyen la columna vertebral de un entero proceso empresarial orientado a la máxima securidad por los trabajadores y a la calidad ;caracteristicas que son trasladas al producto ofrecido y estimadas por  cada uno de nuestros clientes.

 

Los departamentos direccionales, comerciales y administrativos representan un insustituible conexión interior entre las diferentes partes, haciendo de ACM una empresa preparada a responder  a qualquier exigencia del cliente con solucciones concretas  y con mucha rapidez